Viernes, 16 Junio 2017 16:48

Detrás de las protestas en Táchira (III parte)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El desvalijamiento de más de 70 negocios, supera los mil millones de bolívares, actualmente ninguna entidad bancaria regional cuenta con tal flujo de dinero para reponer los inventarios de un local comercial

Los meses de abril, mayo, y lo que va de junio, el estado Táchira ha vivido una escalada de violencia, manifestada a través de protestas, saqueos y represión por parte de efectivos militares y policiales, quienes han querido hacer que prevalezca el orden público, en una región donde las personas se sumaron a las movilizaciones de calle convocadas por la Mesa de la Unidad –MUD-.

Las acciones de calle durante el día no cesaron, sin embargo, al caer la noche, la anarquía se apoderó de San Cristóbal y cuatro municipios de la región, donde un gran número de habitantes salieron de sus casas para cometer saqueos, parciales o completos, acabando así con numerosos negocios, de venta de alimentos y otros productos.

El M/G José Morantes Torres, jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Los Andes, confirmó que en la entidad 74 comercios fueron saqueados, 43 en San Cristóbal, 12 en Torbes, nueve en Cárdenas, seis en Guásimos, y cuatro en Bolívar.

Destacó que ante estos hechos violentos, fue activado el Plan Zamora, donde más de 3 mil efectivos, incluyendo 600 tropas de operaciones especiales, fueron desplegados “para que de manera contundente y respetando los derechos humanos, se pudiera contrarrestar estos actos terroristas que buscaron la desestabilización del Gobierno nacional” dijo.

Resaltó el vocero castrense que durante los operativos realizados, más de 185 personas fueron detenidas por participar de manera directa en protestas, así como la realizaron de más de 79 allanamientos en diversos sectores del municipio capital.

También, nueve comandos policiales fueron asediados por manifestantes, en jurisdicciones como, Guásimos, San Cristóbal, Capacho Nuevo, Capacho Viejo, Pedro María Ureña, Ayacucho, entre otros.

 

Pérdidas millonarias dejaron saqueos

El presidente de Fedecámaras en la región, Daniel Aguilar, lamentó estos hechos cometidos por “vándalos” que destruyeron muchos locales comerciales, “lo que afecta al empresario, quien tras los altos índices inflacionarios y la escasez de productos le queda muy difícil volver a establecer su negocio”.

Aguilar repudió que los organismos policiales no actuarán de manera contundente cuando se estaban cometiendo estos abusos, sino cuando culminaron, perpetrando así una represión contra quienes no participaron de estos sucesos y a la vez se vieran afectados por las actuaciones de los cuerpos policiales y militares.

Denunció que en el municipio García de Hevia, siete negocios fueron saqueados, los cuales pertenecían a personas de origen asiático, “quienes aseguraron que no volverían a montar un negocio en La Fría, y abandonarían lo antes posible este municipio” comentó Aguilar.

Para el economista Aldo Contreras, el desvalijamiento de más de 70 negocios, supera los mil millones de bolívares, actualmente ninguna entidad bancaria regional cuenta con tal flujo de dinero para reponer los inventarios de un local comercial.

“Estos saqueos lo que hacen es destruir el aparato productivo y limitar el empleo en el estado, ante esto, se debe tomar como alternativa proteger el empresariado, brindar seguridad y abrir un fondo de contingencia para que sea expedito para los comerciantes que necesiten importar artículos, puntos de venta, materia prima, y maquinaria las cuales fueron sustraídas durante los robos.

“Un comercio que fue saqueado difícilmente puede volver a reponerse en un mediano plazo, lamentamos que el Gobierno no quiera atender estas peticiones, por el contrario, de prioridad a la creación de una Asamblea Nacional Constituyente, y la transformación del Estado” puntualizó Contreras.

 

Los afectados

Albani Larrazábal, trabajadora del Garzón Madre Juana, dijo que 63 empleados se “quedaron en la calle” tras el saqueo, pues el dueño de dicho local comercial les informó que la tienda tardaría más de 60 días en ser recuperada, por lo cual las personas que laboraban allí debieron buscar otra fuente de ingresos.

“Nosotros lamentamos que la comunidad participara de ese vandalismo, pues teníamos más de siete años prestando un servicio. Las personas que ingresaron se llevaron toda la mercancía, partieron vidrios, dañaron las neveras, se llevaron los carritos del mercado, papelería, sillas, mesas, entre otros objetos que había en el lugar” expresó.

Larrazábal dijo que hace varias semanas, acudieron a la Inspectoría de Trabajo, para solicitar la reubicación en otras sucursales, sin embargo, a la fecha, no han obtenido respuesta, por ende, algunos de sus compañeros optaron por buscar un nuevo trabajo y otros aún esperan que sea abierta nuevamente la tienda.

 

¿Qué sucedió con los detenidos por protestas?

Raquel Sánchez, coordinadora regional del Foro Penal Venezolano, informó que en los últimos dos meses, dicha organización contabilizó cerca de 200 detenciones por protestas, quienes fueron privados de libertad en las instalaciones del Zonal 21 en condiciones infrahumanas, pues fueron encerrados en patrullas militares, conocidas como “jaulas”.

Alrededor de 50 personas permanecen aún detenidas en dicha institución militar, más de 40 fueron procesadas y trasladadas al Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana, municipio Córdoba.

“Nos parece extraño que en el CPO haya cupo para culpables por manifestaciones, que incluso vienen de otros estados, pero que no haya espacio para procesados por otros delitos como, robo, extorsión, homicidios, entre otros” puntualizó la abogada.

Sánchez manifestó que el hacinamiento de reclusos no solo se mantiene en dicho comando militar, también, en diferentes centros policiales del estado.

 

El llamado de la iglesia

Ante la violencia suscitada en la región, el obispo del estado Táchira, monseñor Mario Moronta, deploró las muertes y demás hechos irregulares; expresó que el derecho a la protesta no puede ser ni criminalizado ni reprimido con violencia.

“Toda manifestación debe ser pacífica y cualquier tipo de acción violenta que rompa la sana convivencia manifestada en las variadas expresiones de protesta, venga de donde venga, es repudiable. Por eso, en la línea de los criterios nacidos del Evangelio, hemos de fortalecer la paz” acotó.

“Las protestas de la sociedad civil tienen una razón de ser: el cansancio ante tanta inseguridad, ante la limitación para conseguir insumos necesarios para poder vivir, la dificultad en la adquisición de medicamentos y la pérdida de la calidad de vida de todos los ciudadanos. A esto se une el incumplimiento de promesas y de compromisos nacidos del ordenamiento constitucional de Venezuela como son: la no realización de las elecciones, el desconocimiento de la Asamblea Nacional y la descalificación del diálogo y de otras propuestas necesarias para el fortalecimiento de la democracia en nuestro país” agregó Moronta.

 

El dato

El Foro Penal Venezolano, ha contabilizado más de 3 mil arestos desde abril en todo el país.

370 personas han sido presentadas ante tribunales militares.

El Ministerio Público confirmó 69 personas muertas durante protestas en los últimos dos meses.

 

Saqueos en Táchira

Municipio

Saqueo total

Saqueo parcial

San Cristóbal

16

27

Torbes

8

4

Cárdenas

5

4

Guásimos

4

2

Bolívar

2

2

Total

35

39


 

Maryerlin Villanueva | Diario Católico

 

Modificado por última vez en Martes, 20 Junio 2017 15:13

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.